12 feb. 2018

La laguna Alas Coloradas va recuperandosé



El Puntal de Río Cuarto (12/02/2018)
Ucacha: la laguna Alas Coloradas recuperó su estado natural

Hace 2 años este espejo de agua se vació producto de la rotura de los albardones. Se invirtieron más de $ 15 millones para reconstruir gaviones y terraplenes. Por estos días el lugar está recobrando su cota
Luego de dos años, tras secarse en 2015, la laguna Alas Coloradas finalmente volvió a llenarse de agua y mostrar su espejo reluciente, habiendo superado un penoso incidente que causó un importante daño al ecosistema del lugar.
El pasado jueves se culminaron los trabajos de recuperación de los terraplenes de contención que fueron destruidos por los desbordes del arroyo Chucul, que vaciaron el espejo natural de la laguna. Con mucho trabajo y gestiones, los miembros de la Comisión del Club Alas Coloradas realizaron luego un relevamiento, consiguieron los fondos, iniciaron los trabajos y finalmente lograron restaurar el ambiente natural de este lugar. Pero restan dos largos años por delante para que la fauna ictícola vuelva a poblar esta laguna, tal lo dicho por profesionales de la Universidad de Río Cuarto.
Daniel Pippino, presidente del club ucachense, destacó este logro, alcanzado mediante una inversión superior a los $ 15 millones, dispuestos desde el gobierno provincial. Una empresa privada fue la encargada de construir los albardones, realizar tareas tales como mejoramiento de las costas, ampliación del vertedero, terraplenes, gaviones, sistematización de las lagunas, todos trabajos tendientes a evitar lo que sucedió en diciembre de 2015, cuando un desborde del arroyo Chucul, en menos de 24 horas, vació totalmente la laguna.
"Se realizaron los trabajos proyectados, en tiempo y forma, y estamos muy felices", señaló Pippino, quien recordó que las instalaciones están habilitadas tanto para quienes van a pescar, pasar el día o simplemente visitar el lugar, que también recupera su fauna y flora silvestre, que se vio afectada por la falta de agua del espejo natural de la laguna.
De este modo, pescadores y familias de una amplia región e incluso de provincias vecinas recuperan el espacio natural, sede de concursos de pesca a los que centenares de personas año a año esperan asistir, de igual modo que tienen proyectado desde el Club Alas Coloradas seguir creciendo en servicios hacia quienes asisten al lugar, que ayer volvió a lucir pleno de agua.
“Para toda la zona este lugar tiene un alto valor porque no sólo se practica la pesca y el concurso de pesca de tararira, sino es un espacio para el esparcimiento de la familia. Es tranquilo y no tiene riesgos”, dijo Pippino. Al tiempo que precisó que en estos dos años el club debió hacer frente a numerosos gastos para seguir manteniéndose.
Cabe recordar que las principales fuentes de provisión que alimentan este espejo de agua son el arroyo Chucul y las lluvias. La sequía de los últimos tiempos han demorado llegar a la cota, pero se estima que en pocos meses más se logrará estabilizar su nivel.

Otros espacios naturales
Esta laguna, al igual que La Helvecia en Canals, son algunos de los pocos espejos de agua que quedan en esta región del sur provincial. Allí no sólo se practica la pesca, sino además distintos deportes acuáticos, y se han convertido en lugares concurridos masivamente por familias.
En el caso de La Helvecia, fue foco de un conflicto meses atrás, cuando el nivel comenzó a bajar, y diferencias entre vecinos y autoridades impedían el bombeo de agua. Finalmente el conflicto se superó y el espejo volvió a llenarse.
Otra laguna de singular importancia en la zona es la de Suco, y más al sur provincial existen otros espacios naturales con diversidad de ecosistemas como la laguna El Siete, en Serrano; la Margarita, en proximidades de Jovita; La Chanchera, en Laboulaye; La Felipa (Ucacha); y La Salada, en Viamonte, entre otras.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs