16 mar. 2017

Roggio se bajaría del proyecto de Cormecor

Diario El Alfil (16/03/2017)
Roggio se bajaría de la licitación de Cormecor

Una de las empresas más resistidas por el Surrbac por su pasado de conflictos, se habría retirado de la compulsa para manejar la deposición final de los residuos de Córdoba y el área metropolitana por los próximos 30 años. Este lunes será la apertura de sobres.
Los contratiempos en el proceso de licitación para la concesión del procesamiento y deposición final de la basura formaban parte de la proyección de riesgos del directorio de Cormecor. Así lo entendieron desde que la Municipalidad capitalina y una quincena de comunas del área metropolitana de Córdoba firmaron su acta fundacional en los albores de la primera gestión de Ramón Mestre y la tercera de José Manuel de la Sota. Nadie quiere la basura cerca, lógico.
Pasaron casi cuatro años hasta que el ente intermunicipal pudo tomar posesión de los predios ubicados entre las rutas 5 y 36 e iniciar el llamado a licitación correspondiente para procesar unas 55 mil toneladas de basura mensuales. En ese espacio de tiempo, tomaron protagonismo público los amparos promovidos por los vecinos de las zonas aledañas al futuro enterramiento. Y, como frutilla del postre, antes del cierre del 2016 fue el Tribunal Superior de Justicia de la Provincia quien decidió tomar cartas en el asunto: instó a los titulares de la sociedad a frenar las obras hasta que presente la licencia ambiental.
Mientras tanto, la licitación seguía su curso normal con algunas postergaciones de los plazos originales. El próximo lunes por la mañana será el momento en el que se conocerá quiénes serán los calificados para competir por la parte más rentable del negocio por las próximas tres décadas. Será un día especial para la gestión mestrista que ha encontrado en el servicio de higiene urbana uno de los desafíos para importantes para la gestión.
Si bien restan tres años de administración radical por delante, Mestre deberá justificar con acciones concretas aquella decisión de licuar la Crese (definida como un agujero negro para los recursos del Estado).
En pocos días, las cartas estarán puestas sobre la mesa. Si bien ya trascendieron quiénes son los interesados en la compulsa, en las últimas horas se conoció que Benito Roggio Ambiental (ex Cliba) habría decidido bajarse de la puja.
Fuentes calificadas informaron a Alfil que la determinación se explica por la intención del grupo empresario de abandonar el negocio de la basura. Su participación habría sido alentada por la ex secretaria de Ambiente del municipio y actual asesora, Gabriela Faustinelli, más que una decisión estratégica.
Otra versión de la salida se explica por la historia de conflictos de Roggio con el gremio que comanda Julio Mauricio Saillén, cuando explotaba la recolección de residuos de la ciudad a través de Cliba. Cabe recordar que a menos de 15 de días del debut de la Crese, los recolectores no habían percibido las indemnizaciones que obliga el convenio colectivo de trabajo.
La negociación a contrarreloj terminó marcando a fuego la experiencia entre el sindicato y la ex prestadora. La pugna no estuvo librada de amenazas. Saillén había asegurado a los empresarios que no podrían participar de ningún otro proceso licitatorio si no pagaban el monto correspondiente (en enero de 2009, se hablaba de 40 millones de pesos).
Otras fuentes, le bajan el tono a la presunta salida. Afirman que son varias las compañías que compran los pliegos, pero no todas terminan anotadas en la licitación en calidad de sólida interesada. De hecho, en la compulsa por la titularidad del servicio de higiene urbana de Río Cuarto, cuatro compañías mostraron su intención de ingresar a la plaza, pero sólo una quedó en carrera.

Interesadas
Las empresas que participarán de la compulsa este lunes son la actual recolectora de la zona norte, la correntina LUSA. Con el asesoramiento de Faustinelli, tratará de sortear una carencia: no cuenta con el antecedente de gestión de mil toneladas diarias de basura.
La brasileña Solvi concurre asociada con Nicolás Caputo, socio del primo del presidente Mauricio Macri, Angelo Calcaterra.
La bonaerense Los Mallines es la tercera competidora. Cuenta con experiencia en deposición en San Miguel de Tucumán, pero llegando sólo a las 600 toneladas. Va asociada con la empresa china Energy.
Otra aspirante es Ecociencia. Está integrada por la peruana Petromás y la actual prestataria Cotreco. La primera es contratista en Lima, con deposición de siete toneladas diarias. Por último, Urbaser es española y ya se la conoce por haberse presentado fallida licitación por la recolección y el barrido del primer mandato de Mestre.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar

Cargando...

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs