18 feb. 2014

El "Proyecto Bonzano" y como salvaría al lago San Roque

El Diario de Villa Carlos Paz - Edición Electrónica (18/02/2014)
Carlos Paz y el viejo proyecto para salvar el lago San Roque

Cuando todavía no se había producido el auge de los edificios y Carlos Paz se mostraba como una ciudad con población mediana, un grupo de profesionales locales impulsó un proyecto que planteaba una solución al abastecimiento de agua y desarrollaba una moderna red de cloacas. La iniciativa fue conocida como "Proyecto Bonzano" y contemplaba una obra ambiciosa, una obra que nunca se ejecutó y que hubiese sido única en Sudamérica y el mundo. El proyecto fue planificado por Enrique Eguiguren, Alfredo Domenella y Alfredo Bonzano en la década del `50 y buscaba evitar que se arrojaran los desechos cloacales al lago San Roque y sugería alejarlos del embalse utilizando la gravitación. La historia de un sueño que terminó quedando en el olvido.
El plan de preservación de los recursos hídricos preveía la construcción de una colectora que llevaría los efluentes hacia las proximidades del Club de Pesca, y luego todo el material fecal sería llevado por las cañerías hasta el pie de la montaña (cerca del Complejo Aerosilla), donde penetraría a un túnel que atravesando la montaña llegaría hasta Villa San Nicolás, para volcarla en dos lagunas donde serían tratados. De esta manera, se buscaría conservar el agua pura, la cual se aprovecharía también para el riego de una forestación que se realizaría en las sierras.
Una de las lagunas de las que el proyecto hacía referencia era La Lagunilla. Dentro del informe, se aseguraba que la topografía de la zona suroeste de la ciudad de Córdoba y sus alrededores, favorecía, debido a la pendiente, el desplazamiento de aguas pluviales hacia el noreste, o sea, hacia la capital cordobesa. De esta forma, el túnel no tendría grandes impedimentos durante su recorrido. La Lagunilla es un cauce natural de las aguas de lluvia provenientes del sudoeste, con una profundidad de 31 metros que varía en la época de lluvias. Es el nacimiento del arroyo La Cañada y se encuentra próximo a la ciudad de Córdoba, a unos 15 kilómetros de lejanía, entre las ciudades de Alta Gracia, Malagueño y el poblado de Falda del Carmen. Esta cuenca natural que es un pequeño ojo de agua, ha sido desvirtuada en los últimos años por las obras viales y en la actualidad requiere de una recanalización. En la obra de Bonzano, se derivarían los residuos cloacales al reservorio que serviría de planta de tratamiento y potabilizadora. Sin embargo, el pequeño embalse se acondicionaría con "acróbeos" para evitar su contaminación.
En su momento, diversas empresas extranjeras estaban dispuestas a presentarse a licitación para financiar la monumental obra y llevar adelante su concreción. Entre ellas, las empresas que realizaron el túnel sub-fluvial de Santa Fé-Paraná. La planificación también estuvo avalada por los técnicos del Ente Provincial de Obras Sanitarias (EPOS) que elogiaron la obra y por la Universidad de Córdoba y por el jefe de Cátedra de Ingeniería, Alberto Luis Bresciano. Según los valores de aquella época, el monto total de la obra ascendería a los 11 millones de dólares.

Un sueño olvidado
El proyecto integral de sistema de cloacas fue ignorado por todos los gobiernos municipales durante las décadas del 60, 70 y hasta el 80, al punto, que en varias ocasiones, las carpetas con los planos presentada por el ingeniero Alfredo Bonzano desaparecieron de las oficinas de los funcionarios. Además la impactante obra, se contemplaba el saneamiento del lago San Roque y la reutilización del agua del embalse para abastecer a la población de Carlos Paz que ya sufría problemas con el suministro. El "Proyecto Bonzano" hubiera sido un principio de solución a la crisis que hoy atraviesa el sur de Punilla y que demandará la ejecución de obras hídricas para recuperar el embalse más famoso de Córdoba y el principal atractivo turístico de las sierras.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs