26 sep. 2013

Ley de Bosques: futura reunión para más desmontes

Diario El Despertador de Jesús María (26/09/2013)
Productores y Gobierno volverán a reunirse el 7 de octubre.


La reglamentación de la Ley de Bosques Nativos se discutió en una asamblea que se llevó a cabo el martes, en el predio de B° Malabrigo
El martes se debatieron en una asamblea de productores agropecuarios, algunos puntos de la reglamentación de la Ley de Bosques Nativos, que se aprobó en la Legislatura Unicameral en el año 2010.
En el predio de la Sociedad Rural de Jesús María en B° Malabrigo, de esta ciudad, estuvieron delegados y socios de entidades gremiales del campo del Norte y Noroeste de Córdoba.
El encuentro fue presidido por el presidente de La Rural, Atilio Carignano, y estuvieron en primera fila los ministros provinciales de Agricultura, Ganadería y Alimentos, Cr. Néstor Scalerandi; y de Agua, Ambiente y Energía, Cr. Manuel Calvo.
Ambos funcionarios delasotistas llegaron acompañados por sus secretarios involucrados directamente en el tema, Juan Cruz Molina y Luis Federico Bocco, respectivamente.

El problema
Muchos productores están en desacuerdo con las restricciones que se imponen en ciertas zonas catalogadas como “rojas”.
Con un criterio conservacionista, el Gobierno de Córdoba plantea que en esos sectores no se puede avanzar con la frontera agropecuaria, pero autoriza ciertos emprendimientos sustentables que protejen o, al menos, no dañan el bosque nativo.
En medio de la asamblea, la mayoría de los productores advirtió que esta disposición los deja sin posibilidades de mejorar sus rodeos y denunciaron que la burocracia dilata demasiado la obtención de autorizaciones puntuales.
También plantearon que muchos de los incendios que se produjeron en el Norte podrían haberse evitado si la Secretaría de Ambiente hubiese autorizado la construcción de picadas contra el fuego o la eliminación del fachinal que crece contra los alambrados.
El Decreto Nº 1131, que reglamentó la Ley de Bosques Nativos, estableció 2 millones de hectáreas “en rojo”, es decir, que no se pueden tocar.
Hay unas 7 millones de hectáreas productivas, de las cuales 3,5 millones- casi la mitad- están marcadas como zonas rojas y amarillas.
Esto plantea un serio desafío, dado que muchos propietarios tienen toda su tierra en áreas con prohibición de desmontar mientras que otros, que antes del año 2010, pueden producir sin problemas.
En ese sentido apuntó el planteo del presidente de la Sociedad Rural dueña de casa, quien sostuvo que hay que sentarse a dialogar dejando “las ideologías afuera, de ambos lados”, para llegar a una resolución conjunta.
Consideró que es función del Gobierno garantizar la equidad y que es su obligación sancionar a quienes actúan fuera de la Ley.
No obstante, aclaró que es necesario contemplar casos particulares para poder desarrollar producciones sustentables.
Por su parte, el ministro Scalerandi advirtió que hay un gran desconocimiento de la Ley y le recomendó a los productores acercarse a la Secretaría de Ambiente a plantear sus inconvenientes.
En principio, volverán a reunirse el 7  de octubre, también en B° Malabrigo, para tratar de llegar a un consenso. 

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs