27 sep. 2013

En 10 años se quemaron casi 800 mil hectáreas

El Puntal de Río Cuarto (27/09/2013)
En sólo 10 años, se quemaron 756 mil hectáreas en Córdoba


Es la superficie que consumieron los incendios desde 2004, cuando se comenzó a cobrar el impuesto al fuego. Según un informe de la UCR, en ese tiempo la Provincia recaudó más de 726 millones de pesos a valores actualizados. Aguad aseguró que De la Sota no le dio a ese dinero el destino fijado por ley
En Córdoba, desde que en 2004 empezó a cobrarse el impuesto al fuego en las boletas de Epec, las llamas han consumido más de 756 mil hectáreas. Así lo indica un informe elaborado por el radicalismo, que en los últimos días ha pedido directamente la derogación del tributo que instauró el propio José Manuel de la Sota hace casi 10 años y que ha quedado envuelto en una polémica en las últimas semanas por las dudas que generaron los criterios de distribución que aplica el gobierno.
Para la UCR, los números de hectáreas consumidas por los incendios y los de la recaudación del impuesto al fuego demuestran que la Provincia ha sido ineficiente en el manejo de los recursos. Según un estudio que acaba de dar a conocer Oscar Aguad, candidato a diputado por el radicalismo, desde que se aplica el recargo en las boletas de Epec los cordobeses han tenido que aportar 726 millones de pesos. Esa cifra se ha ajustado por inflación para que sea más representativa.
A valores actualizados, el impuesto al fuego recaudó 24 millones de pesos en 2004; pasó a 44,7 millones al año siguiente; trepó a 103,7 millones de pesos en 2006 y a 134,9 millones en 2007. Desde entonces, la recaudación no volvió a tocar esos picos. Fue de 128,9 en 2008; de 46,6 millones en 2009; de 94,6 millones en 2010 y descendió hasta los 45 millones de pesos en 2011. El año pasado fueron 75,1 millones a valores actualizados y este año, hasta junio, se habían recaudado 28,3 millones de pesos.
Según Aguad ese nivel de recaudación no se ha correspondido con una tarea eficiente en la prevención de los incendios. La pauta la da, según el candidato, que se han consumido 756 mil hectáreas. El peor año fue el 2009, cuando el fuego arrasó 229 mil hectáreas; en 2010 se perdieron 104.600. Los incendios de este año son los terceros en importancia, con 95 mil hectáreas quemadas.
“En todos estos años el gobierno sólo atendió a las víctimas de los desastres naturales pero el impuesto fue creado para prevenir los incendios forestales. En cambio, Unión por Córdoba lo utiliza para paliar exigencias presupuestarias y pagar gastos corrientes, dejando cuarteles desarmados y a los ciudadanos desprotegidos”, manifestó Aguad.
Según el diputado nacional, De la Sota usa el impuesto al fuego para financiar los gastos generales del gobierno en vez de destinarlo a la compra de equipamiento.
Aguad indicó que, por la falta de obras, en los incendios de este año se perdieron más de 300 millones de dólares en madera. “Se perjudicó a la actividad económica principal de la zona y es difícil cuantificar el daño que se causó al turismo, al ambiente y las personas. El Estado provincial no aplicó medidas de retiro de los pinos caídos en diversos campos producto del tornado de octubre de 2012 para así evitar la fuente de combustión que representa esta especie, aumentando las consecuencias gravosas de un incendio. Tampoco se construyeron las calles corta-fuego alrededor de los montes implantados”, manifestó Aguad.
Y detalló que tampoco se compró un sistema de computación para la detección satelital ni las estaciones climatológicas que permitirían la alerta temprana en puntos clave. Aguad señaló además que la Provincia no reemplazó las torres vigías, con una persona que observa todo el día, por un sistema de cámaras térmicas de 350º capaces de discriminar si se trata de fuegos o de nubes de tierra.
“No se construyeron pequeñas represas en los ríos y arroyos cercanos a las plantaciones de pino para facilitar la tarea de los bomberos. Tampoco se construyeron pistas de aterrizaje cercanas a los diques para optimizar los tiempos entre carga y descarga en el caso de las aeronaves”, planteó Aguad.
Con esos datos, el radicalismo anunció que llevará a la Legislatura un proyecto para derogar el impuesto al fuego. Sin embargo, propone crear un tributo que represente el 10% del actual y que garantice el financiamiento para los cuarteles de bomberos.
Es que, actualmente, 1 de cada 10 pesos del impuesto al fuego se distribuye entre las dotaciones de bomberos de toda la provincia. Si simplemente se derogara el tributo, los cuarteles se quedarían sin el financiamiento que actualmente reciben.

Un nuevo fondo
El radicalismo ya definió el proyecto para derogar el polémico impuesto al fuego. Sin embargo, para no dejar sin financiamiento a los bomberos, propone generar un nuevo tributo que representa para los cordobeses el 10% de lo que pagan hoy.
Se crearía el Fondo para la Prevención y Lucha contra el Fuego, que implicaría que los bomberos reciban la misma cifra que en la actualidad.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs