17 sep. 2013

Causa Ituzaingó: denuncian maniobras dilatorias

La Voz del Interior (17/09/2013)
Adjudican maniobras dilatorias en la “causa madre” de Ituzaingó


A cinco meses de la prescripción, uno de los acusados designó como abogada a la sobrina del fiscal.
Cuando la cuenta regresiva de la persecución penal comienza a agotarse en la “causa madre” de barrio Ituzaingó Anexo, la designación de la sobrina del fiscal Carlos Matheu se presenta como una maniobra dilatoria para conseguir que el proceso prescriba y el juicio a ocho imputados no pueda hacerse. A cinco meses de ese plazo tope, desde esa Fiscalía de Instrucción no dudan de que algunos defensores buscan ese recurso para no llegar al debate oral.
El piloto aeroaplicador Gustavo Peralta Amaya había designado hace varias semanas como defensor a Jorge Arias Cabral, un abogado que ya “sacó” de varias causas –como en dos del Mercado de Abasto– al fiscal Matheu. Pero en esta ocasión, a comienzos de este mes, el juez de Control Carlos María Romero le dijo “no” al apartamiento del instructor. Por eso, para muchos resulta evidente el porqué del inmediato cambio de abogado y la designación nada menos que de Clara María Matheu, la sobrina.
En Tribunales siempre se habla del “viejo truco” de designar determinado abogado para lograr apartar a un fiscal que el imputado no desea tener como investigador. Un pariente o alguien con “enemistad manifiesta” suele aparecer para que la causa pase a otro.
En este caso, fue designada la sobrina del fiscal Carlos Matheu, pero además hija del exfiscal Roberto Matheu, destituido en 2011 por el Jurado de Enjuiciamiento por presunta comisión de delitos y hoy a la espera de juicio oral.
Roberto, el hermano, es el mismo que tuvo este mismo expediente entre 2003 y 2010 hasta su destitución. En ese lapso, la causa ya tuvo prescripciones y afuera de la persecución penal quedaron varios funcionarios, entre ellos un ministro de Agricultura de la Provincia.
Carlos, su hermano, recibió la causa recién el año pasado, tras haberse convertido en el primer fiscal que llevó a juicio a tres personas por contaminación culposa con agroquímicos. Como es sabido, fueron condenados dos de los acusados.
En poco más de un año, el actual instructor ha luchado contra esa cuenta regresiva, mientras los recursos defensivos han convertido la distancia entre su Fiscalía con los Juzgados de Control en un verdadero ping pong judicial.
Los cuestionamientos a pericias y peritos, más los intentos de su apartamiento, han dilatado un poco más este proceso iniciado con las primeras denuncias en 2003 y 2004. Luego, se agregaron en 2007 las de Los Cedros, que también integran esta “causa madre”.
Clara, la sobrina, es empleada administrativa del Ministerio de la Solidaridad y no suele transitar los pasillos de Tribunales II. Carlos, su tío, rechazó la designación e interpretó como maliciosa su aceptación, por lo que envió el antecedente para que el Tribunal de Disciplina del Colegio de Abogados analice su conducta. Para Carlos existe falta de decoro y la maniobra, cuando sólo falta una pericia para cerrar el expediente y decidir su destino, es claramente con fines de apartamiento.
Pese a todo, se prevé que el jueves comience la “pericia clave”: un estudio de expertos que buscan determinar si existe relación entre los casos de cáncer y la aplicación de agroquímicos y otros contaminantes.
Esta investigación involucra nada menos que 143 casos de cáncer en estos barrios, muchos de ellos fatales. Así como el año pasado Córdoba atrapó la mirada de todo el país y de no pocas partes del mundo por haber llevado a juicio por primera vez una causa de este tipo.
Si Matheu fuera removido, el fiscal que reciba un expediente de decenas de cuerpos no tendrá tiempo siquiera de interiorizarse del caso.
En febrero se extinguirá la acción penal. La Justicia cordobesa volverá a ser el centro de atención de las miradas.

10 años de preocupación
Denuncias. En 2003 y 2004 se hicieron las denuncias por contaminación en Ituzaingó Anexo, donde existía un alto índice de enfermedades, entre ellas diversos tipos de cáncer. En 2007 hubo otras presentaciones por una situación similar en Los Cedros.
Expediente. La causa recayó en la Fiscalía de Roberto Matheu, quien en 2010 la abandonó por las acusaciones que terminaron en su destitución el año pasado. En 2012 Carlos Matheu, instructor del primer juicio, recibe esta “causa madre”.
Delito. El delito de contaminación dolosa prevé penas de entre 3 y 10 años de prisión. A comienzos de 2014 comienzan las prescripciones.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs