8 mar. 2013

La UCC durísima con la radicación de Monsanto

La Mañana de Córdoba (08/03/2013)
Universidad Católica se expidió en contra de la radicación de Monsanto en Malvinas

El Centro de Bioética de la institución pidió escuchar a la población que se opone a la llegada de la multinacional, y dijo que “hay demasiada evidencia” de que la actividad de Monsanto “impactará negativamente en la salud de las personas”.
El Centro de Bioética de la Universidad Católica de Córdoba (UCC) emitió un duro documento donde explicitó su oposición a la instalación de la multinacional Monsanto en Malvinas Argentinas, al afirmar que hay “demasiada evidencia” de que “las actividades, procesos y residuos del emprendimiento en cuestión impactarán negativamente en la salud de las personas en condiciones ya muy vulnerables”.
En el documento, titulado “7 puntos sobre el conflicto Monsanto en Malvinas: Otra voz”, la institución recomendó atender a los reclamos de la población de Malvinas, que mayoritariamente se resiste a la radicación de la firma, porque “es evidente que la movilización social tiene razones y sentido con elementos bien fundados”. Los vecinos reaccionan “porque son ellos los que pierden su salud y sus vidas en toda clase de exposiciones a diversos contaminantes que nunca llegan a saber fehacientemente de qué se trata”, remarcó el organismo de la Católica. “La autoridad de más de 200 muertos no es poca cosa”, agregó.
El posicionamiento público de la UCC se suma al que lanzó en setiembre del año pasado la UNC, que a través de su Consejo Superior pidió a las autoridades que respeten “los dictados de la Constitución Nacional” y el principio de precaución contemplado en la Ley Nacional 25.675. En esa resolutiva, también se sugirió indagar sobre el parecer de los vecinos mediante una consulta popular.
El comunicado de la UCC se conoció ayer y fue firmado por la mayoría de los integrantes del Centro de Bioética, entre ellos, el vicerrector Diego Fonti, mano derecha del rector Rafael Velasco. La médica y presidenta el comité, Sandra Heinzmann, dijo a la LA MAÑANA que hay que “legitimar la resistencia social, porque la gente tiene sus razones” y consideró que, como el proyecto “no tiene licencia social”, Monsanto “no debería seguir adelante” con su plan de expansión en Córdoba.
En ese sentido, aunque admitió que todavía no están “todas las pruebas” de que la instalación de la planta de transgénicos afectará la salud ambiental y de la comunidad de Malvinas, Heinzmann sostuvo que existen evidencias de “impacto serio”.  Una de ellas, dijo, es un conocido informe del biólogo Raúl Montenegro, premio Nobel Alternativo 2004. Otra, prosiguió la especialista, es una investigación de campo sobre Malvinas Argentinas, elaborada por la UNC y publicada por este diario, en la que queda evidente el nivel de vulnerabilidad social y ambiental de esta población, sometida de antemano a fumigaciones por encontrarse en zona de producción agrícola de la provincia.
“No hay objetividad por encima de la vida”, reza el documento, donde se aclara que su interés es defender la vida y los derechos humanos (ver aparte).
En tanto, Monsanto prosigue con las obras sobre el predio ubicado en la Ruta A188, pese a que un fallo judicial ordenó suspender los trabajos. Ayer la multinacional informó públicamente que ni el municipio local ni la Secretaría de Ambiente de la Provincia revocaron el permiso de obra otorgado, y que tampoco la Justicia notificó sobre la mencionada suspensión.

“Empresa fuertemente sancionada”
Además de pedir que se valore la resistencia vecinal a la radicación, la UCC tuvo duras palabras para con la propia firma estadounidense, de quien recordó “ha sido fuertemente sancionada en diversos países del Primer Mundo y no por jueces desinformados”. “Pueden promoverse avances en el agro de muchas maneras más soberanas que beneficiando a estas empresas”, agregó y resaltó que “pesan hondas sospechas sobre la misma, dada su trayectoria histórica vinculada inexorablemente a la imposición de paquetes biotecnológicos ligados a los grandes intereses de mercado”. Con respecto a los productos transgénicos -especialidad de la empresa- recordó el Centro de Bioética que la mayoría de los países europeos los prohíben. “¿Por qué nuestras instituciones jurídicas y políticas no investigan los motivos?”, se preguntó la entidad.

En relación a la resolución de Cámara que suspendió provisoriamente las obras en Malvinas Argentinas, hasta tanto el municipio presente documentación requerida, la multinacional Monsanto indicó mediante un comunicado que “hasta el momento no han sido revocados el permiso de obra otorgado por la Municipalidad de Malvinas Argentinas ni la aprobación del Aviso de Proyecto emitido por la Secretaría de Ambiente de la Provincia de Córdoba. Tampoco ha recibido notificación alguna de la Justicia que le impida la prosecución de las obras. “Por lo tanto, los trabajos de obra continúan su curso conforme con los permisos y autorizaciones vigentes”, señaló.

Ver Noticia On Line


Más Información:

Día a Día (08/03/2013)
- La UCC pone en duda a Monsanto

Hoy Día (08/03/2013)
- Críticas académicas a Monsanto
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs