2 mar. 2013

El Ministerio "sancionará" al fumigador de la ruta 3

Día a Día (02/03/2013)
Investigan al fumigador de la ruta 3

El Ministerio de Agricultura identificó a los responsables de fumigar a los hermanos Bersezio, cuando estaban varados en la banquina porque un bache les destrozó una rueda del auto. Productor y aplicador podrían ser denunciados penalmente.
“El avión pasaba y pasaba fumigando. Yo se que nos veía porque volaba muy bajo, pero no dejó de rociar el líquido durante dos horas”. Lo dijo Carolina Bersezio, una docente de Juntiniano Posse que el pasado 5 de febrero fue –literalmente– bañada con agroquímicos (presuntamente Glifosato) desde un aeroaplicador.
Los responsables, el productor dueño del campo y el titular de la empresa aplicadora, ya fueron identificados por el Ministerio de Agricultura y, si la investigación así lo impone, les cabría una denuncia penal (ver aparte).
Para estar al alcance del avión en plena aplicación, Carolina y su hermano no paseaban por un campo sembrado, ni estaban midiendo por gusto la altura de una cosecha. Por el contrario, contra su voluntad, quedaron varados en la banquina, luego de que se les rompiera una llanta del auto al toparse con un enorme pozo de la Ruta Provincial 3.
Los dos habían salido de Posse a la madrugada y, a las 7.10, ya estaban esquivando baches rumbo a Bell Ville. De ahí, como lo hacen dos veces por semana, iban a ir a Villa María. El destino: la clínica donde el pequeño, que sufre de Mal de Hodgkin, se realiza un tratamiento con quimioterapia desde octubre pasado, cuando le detectaron la enfermedad.
“Yo estaba más preocupada por mi hermano, que tiene las defensas bajas por su problema de salud”, dijo a Informa Bell Ville la docente que, cuando consiguió volver a su casa, luego de más de dos horas, estaba empapada con agroquímicos.
La rueda se le rompió a las 7.20, y no pasaron más de 20 minutos cuando una avioneta “blanca, con letras negras” –según Carolina– empezó a rociar los dos campos de soja entre los que estaban encerrados los Bersezio.
“Apenas nos quedamos, llamé a mi papá para que él lo llevara a mi hermano al tratamiento y los medicamentos no perdieran la cadena de frío. Yo me quedé hasta que vinieran del auxilio para arreglar la rueda”, dijo la mujer. En el tiempo en que estuvo en la banquina, primero con el hermano y luego con el mecánico, el avión paso tres veces justo por encima del auto. Además, en otra decena de oportunidades, fue y volvió fumigando de un lado y del otro de la ruta.
“Con un líquido blanco de un olor muy fuerte, rociaba todo”, detalló Carolina, para luego declarar que se encerró en el auto para evitar lo que “era como una lluvia”. Según la mujer, que de acuerdo con Ecos perdió a la madre afectada de cáncer, el estado de la ruta es lamentable. “El pozo me sacó el volante de las manos. La gente esquiva los que puede y muchas veces termina en la banquina”, dijo.

Provincia los tiene en la mira
El representante de la agencia zonal del Ministerio de Agricultura, Conrado Enrici, se contactó con la damnificada y, juntos, fueron a verificar la zona del “baño” de lo que sería Glifosato. Si bien la mujer no identificó el avión (por los nervios no anotó la matrícula), “marcó el lugar y, con eso, se pudo saber el sujeto de alcance”, dijeron anoche a Día a Día voceros de Agricultura. Los denominados “sujetos de alcance” son el productor dueño del campo y la empresa que hizo la aeroaplicación.
“Se les exigió toda la papelería que exige la ley, desde la receta fitosanitaria, hasta las habilitaciones. Ya hay cinco actas que fueron remitidas a la Subsecretaría de Fiscalización que tiene la cartera en Córdoba. Las sanciones son variadas, desde multas (que ya se evalúan), “hasta la posibilidad de una denuncia penal a los responsables si se demuestra que actuaron fuera de la ley”, dijeron del Ministerio.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs