21 sep. 2007

Pueblo Nuevo y cáncer

El Puntal de Río Cuarto (21/09/2007)
Crece la preocupación en Pueblo Nuevo por los casos de cáncer

Los vecinos de ese sector barrial sospechan de un transformador de EPEC y piden a las autoridades una respuesta oficial sobre las causas de la enfermedad. También existen otras denuncias en el sur
Crece la preocupación en Pueblo Nuevo por los casos de cáncer que se registran en ese sector barrial.
Si bien se inició un proceso de investigación, hasta el presente no existe una respuesta oficial por parte de las autoridades.
Los vecinos asocian los casos de cáncer con un transformador de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC).
Dicen que por esta enfermedad terminal varios vecinos ya han fallecido y otros siguen padeciendo el mal.
Piden que se profundice la investigación y que se dé una respuesta definitiva al vecindario.
En tanto, el transformador en cuestión colapsó en razón de una sobrecarga de líneas, informó EPEC y agregó que se colocó un artefacto con mayor capacidad.
“Es cierto que se han detectado más casos de cáncer en el barrio. Nosotros sospechamos del transformador de EPEC pero la empresa dijo que ese transformador está libre de sospecha”, dijo a PUNTAL la presidenta de la vecinal Pueblo Nuevo, Olga Oviedo.
“Vino Córdoba Ambiente, se han hecho estudios pero hasta el momento no tenemos una respuesta oficial a esta problemática que nos preocupa profundamente. Por eso estamos esperándola urgentemente para tranquilidad de la población”, acotó.
También existen otras denuncias por casos de cáncer asociados con los bifenilos ploriclorados (PCB), como por ejemplo en el sur de la ciudad.
El PCB es un compuesto químico formado por cloro, carbono e hidrógeno. Es resistente al fuego, muy estable, no conduce electricidad y tiene baja volatilidad a temperaturas normales. Éstas y otras características lo han hecho ideal para la elaboración de una amplia gama de productos industriales y de consumo.
Pero son estas mismas cualidades las que hacen al PCB peligroso para el ambiente.
Irónicamente, su estabilidad química, que ha contribuido a su uso industrial extenso, es también uno de los aspectos que causa la preocupación más grande.
Esta resistencia inusual, más su tendencia a permanecer y acumularse en organismos vivos, genera la presencia de PCB en el ambiente y una amplia dispersión con sus consecuentes efectos.
Los PCBs pueden ingresar en el cuerpo a través del contacto de la piel, por la inhalación de vapores o por la ingestión del alimentos que contengan residuos del compuesto. En nuestro país todavía se encuentran transformadores que contienen aceite refrigerante de PCB.
En el marco del “Programa Córdoba libre de PCB”, se informó que la totalidad de los transformadores de EPEC instalados en la vía pública están libres de PCB.

Piden ampliar la investigación

El dueño de la fábrica de plásticos ubicada al lado del barrio Cispren pidió ayer a través de una carta publicada en el Suplemento del CECIS que se investiguen otros focos de contaminación en torno de los casos de plomo en sangre.
Juan Giacobone dijo: “Soy consciente de la preocupación de los vecinos (sin embargo) es importante remarcar que no se utiliza ningún tipo de proceso o elementos a los que se les pueda atribuir ser los causantes de efectos ambientales significativos”.
Sostuvo que “es aceptable que se continúe investigando si existe alguna fuente de contaminación” y añadió que “sería procedente que se examinen otros terrenos, al igual que los basurales y criaderos existentes en el sector”.

Ver Nota On Line

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs