18 sep. 2007

Ordenan sanear el sector

La Mañana de Córdoba (18/09/2007)
Tras la decisión de relocalizar la fábrica, ordenan sanear el sector

Luego de que Rins decidiera el traslado del establecimiento ubicado al lado del barrio Cispren, Córdoba Ambiente intimó al propietario a la limpieza del predio. Geólogos locales aconsejan sanear el lugar
Tras la decisión política de trasladar la fábrica de plásticos ubicada al lado del barrio Cispren, la Agencia Córdoba Ambiente ordenó al industrial Juan Giacobone a sanear el sector donde se levanta el citado emprendimiento.
Por su parte, el propietario se comprometió a “limpiar” el predio en un escrito que remitió a la agencia en cuestión.
El saneamiento del lugar donde se ubica la fábrica, que antes trabajaba con baterías, es recomendado por geólogos de la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC).
La semana pasada, el intendente Benigno Rins les comunicó a los vecinos que tomó la decisión de relocalizar la fábrica de plásticos, porque hoy por hoy se encuentra en zona residencial.
En tanto, ayer se conoció una disposición de Córdoba Ambiente intimando al Municipio a hacer ese traslado en forma urgente.
Los vecinos del barrio Cispren están preocupados por los casos de plomo en sangre que se han detectado. Sospechan que la causa de esa intoxicación es el mencionado establecimiento industrial.
Por su parte, Giacobone negó que su empresa esté contaminando el citado barrio.
A través de una carta documento, la Agencia Córdoba Ambiente intimó al Municipio a trasladar la fábrica en forma urgente.
El texto dice: “(...) se intima a que tome de forma urgente e inmediata los recaudos necesarios a fin de que el emprendimiento en cuestión sea relocalizado en áreas destinadas a tal fin”.
Y también intimó al propietario a hacer el saneamiento respectivo: “(...) deberá realizar la remediación del suelo en los sectores de la empresa donde el valor del plomo en suelo es superior al permitido para zonas residenciales (...)”.
Para ello, se le otorgó un plazo de 10 días para hacer el proyecto de saneamiento propiamente dicho.
Por su parte, Juan Giacobone se comprometió a hacer los trabajos de remediación. “(...) se procederá a extraer tierra de la superficie hasta la profundidad que se nos indique y luego será reemplazado ese volumen faltante con tierra virgen, para luego proceder a su compactación y nivelado a las actuales cotas”.

“Zona residencial”

En diálogo con PUNTAL, la concejala Mirtha Alturria dijo que el traslado ordenado “se basa en que el sector donde se levanta el establecimiento industrial es actualmente zona residencial” desde el punto de vista catastral.
“También se ordenó hacer el saneamiento del sector, frente al galpón de la fábrica y en el pasillo lateral del mismo, colindante con la vivienda donde vive la niña que tiene plomo en sangre”, añadió.
Alturria dijo además que, en el informe de Córdoba Ambiente al que tuvo acceso el bloque opositor, participaron el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y la Universidad Tecnológica de Córdoba.
“Sabemos que el caso se encuentra en manos de la Justicia para su investigación. Nosotros, como bloque, vamos a hacer gestiones ante Córdoba Ambiente para que los técnicos bajen al barrio a dar las explicaciones pertinentes”, indicó.
Por su parte, el geólogo Mario Cantú resaltó la decisión política de trasladar la fábrica de plásticos hacia un sector industrializado, a la vez que recomendó que el sector sea objeto de una limpieza profunda.
“El problema existe cuando se quema la batería y se produce la vaporización. Según trabajos realizados, la volatización alcanza hasta 180 metros a la redonda”, dijo Cantú en diálogo con PUNTAL.
“Pero una vez ocurrido esto, el plomo cae hacia el suelo y se precipita como metal duro. Contamina el suelo pero ya en ese estado es difícil que contamine a las personas”, explicó.
“Lo importante de esto es el retiro de la fábrica, tras lo cual hay que limpiar profundamente el sitio. Sacar las capas de tierra principales y colocarlas en un repositorio o incinerarlas a través de hornos pirolíticos”, recomendó.

La historia

La fábrica de plásticos nació en 1978 pero hoy el Código de Planeamiento Urbano establece que no es una zona industrial. Por eso, la fábrica se tiene que ir de allí.
Los problemas comenzaron en 1999, cuando se denunció la acumulación de baterías, que posteriormente se hicieron retirar.
Prosiguió luego con quejas de los vecinos por ruidos molestos y explotó cuando se constataron casos de plomo en sangre.
El disparador fue una niña a la que se le encontró plomo en la sangre. Pero a raíz de nuevos análisis realizados se detectaron otros casos más.
Los vecinos piden que las autoridades den a conocer los resultados del informe realizado como así también qué hacer frente a estos casos.

Ver Nota On Line

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs